martes, 5 de agosto de 2014

Yo mato

Título: Yo mato
Título original: Io uccido
Editorial: Random House Mondadori
ISBN: 978 - 84 - 672 - 1089 - 3
Leído: Sí.

Sinopsis:
Un locutor de Radio Montercarlo recibe una noche durante su programa una llamada telefónica asombrosa - alguien revela que es un asesino. El hecho se pasa por alto, como una broma de pésimo gusto; sin embargo, al día siguiente un famoso piloto de fórmula uno y su novia aparecen en su barco, muertos y horrendamente mutilados. Se inicia así una serie de asesinatos, cada uno precedido de una llamada a Radio Montecarlo con una pista musical sobre la próxima víctima, cada uno subrayado por un mensaje escrito con sangre en el escenario del crimen, que es al mismo tiempo una firma y una provocación: Yo mato.

En este libro encontramos al típico asesino en serie con manía de mutilar el cadáver. ¿Por qué lo hace? Ni idea. Ya nos iremos enterando. Pero este asesino parece una sombra, pues cada vez que investigan por un lado o por otro se encuentran que no hay cabos sueltos, siendo imposible seguirle la pista ni descubrir nada de él.

El libro entretiene y engancha, y me he dado cuenta de que no veo igual al asesino al principio que cuando se va llegando al final. Cuando vamos teniendo más datos sobre él parece que se produce una especie de comprensión que hace que no le veamos como un monstruo despiadado, sino como una persona perdida (y muy loca, eso está claro, pero perdida).

El argumento es el normal: el asesino va matando hasta que lo pillan (toma resumen de todos los libros de asesinatos de la historia xD). El distintivo es que esta persona llama a la radio antes de matar, a modo de aviso. Y encima deja pistas (claro, como la policía sólo tiene un ratito para descifrarlas...), pero de una manera un poco especial. Eso ya lo leeréis.

De nuevo nos encontramos con un policía que no es del cuerpo en el que ocurre todo (Montecarlo), pero lo meten ahí para que ayude (encima es estadounidense, lo que les faltaba, un yanki). También lo típico, aunque me cae bien este personaje y además la relación que tiene con su amigo de allí me gusta, es algo que le da un poco de frescura a la historia, un toque de amistad y de cosa buena, en medio de tanto asesinato y de personajes que sólo quieren aparentar y quedar bien (como los jefazos de la policía y todo eso).
"El procurador miró a Frank, que tuvo la sensación de que habría preferido mostrar el culo por televisión en horario de máxima audiencia a tener que pronunciar las palabras que debía decir".
Como siempre, no puedo hablar mucho de la trama sin desvelar cosas, pero sí de los personajes, vamos a verlos:

- El capitán Parker: la verdad es que me gusta que salga este personaje, porque es el típico americano (estadounidense, mejor dicho) todo chulo, que se piensa que América es lo mejor, y lo demuestra nada más aterrizar en la historia con su frase de 'ya sabemos cómo se trata a los criminales en Europa, que no tienen ni pena de muerte ni ná, vaya caca...' (no es literal la frase). Es un personaje que nos une a todos en el odio que le tenemos, a los lectores y a los demás personajes. Creo que todo el que lo lea estará de acuerdo con esto. Y sobre todo cuando se van descubriendo más cosas sobre el bicho este.
"Si existiera un premio Nobel a la estupidez, este viejo idiota lo ganaría todos los años".
- El asesino: El pobre tiene un trauma que no puede con él, porque vamos, para hacer lo que les hace a las víctimas tiene que tener un trauma gordo. Pero hay que reconocer que es listo listísimo, pendiente de todos los detalles, y además tranquilo. Desde el principio ya vemos que algo no funciona bien con él así que inspira un poco de lástima. También llama la atención lo distinto que se muestra con algunas de sus víctimas: a unas las trata bien, con otras se ceba...

- El comisario Hulot: fiel amigo de Frank, del que descubrimos que comparte con él más de lo que pensábamos. O no... Jejeje. Es un personaje típico que en realidad no sobresale en la historia, en realidad tiene más protagonistmo al final que al principio, algo irónico (ya lo entenderéis al leerlo).

- El comisario Morelli: al principio no sabía si fiarme de él, la verdad es que hasta la mitad o un poco más no he sabido si estaba del lado de Frank o en su contra. No os diré cómo está, eso ya lo descubriréis, pero al margen de su comportamiento es un personaje que tiene sus puntos, aunque tampoco aparece de forma destacada.

- Frank: el estadounidense de baja que se mete a ayudar en la investigación porque se lo pide su amigo después de decirle que no (sí, como siempre), es el más protagonista de todo esto, junto con el asesino. Hay que saber su historia para comprenderlo, pero de todos modos me parece que sobra un poco todo el rollo de su mujer. No sé.

"Si ha decidido matarte, no me sorprendería que te conociera. Y hasta lo felicitaría, ¡pedazo de inútil!".

- Trabajadores de la radio: entre ellos se reparten el protagonismo, sobresaliendo Jean Loup Verdier, el locutor, Bikjalo (el jefe), y en menor medida Pierrot (aunque tiene sus momentos) y Bárbara (creo que era Bárbara pero si no, pues la de los botones). Personajes importantes porque están en la emisora donde llama el asesino. A Bikjalo dan ganas de pegarle un tortazo más de una vez, avaro codicioso que sólo piensa en el dinero que debe ganar. Los demás son personajes bastante simpáticos.


En cuanto a Pierrot, ya me dio por pensar, cuando Jean Loup se veía que se llevaba tan bien con él, que algo tendría que ver con su pasado. Quizá que hubiera tenido algún familiar enfermo o algo. No sé en qué momento me di cuenta, o más bien pensé en una de mis hipótesis que el asesino podía tener un hermano, aunque en el pueblo sólo se hubiera visto a uno (a lo mejor si eran gemelos los habían visto a los dos sin saberlo). No les habían visto a los dos, pero sí que había un hermano, y entonces pensé que al hermano le pasaría algo y por eso Jean Loup cuidaba a Pierrot como habría cuidado a su hermano.

Cuando se descubrió que le habrían arrancado la cara al chico, pensé que había sido el padre. Este, en un ataque de locura al ver a su hijo deforme, lo habría matado y le habría arrancado la cara (o se la habría arrancado estando vivo), y luego el hermano viene y se carga al padre y por eso el cuerpo del hermano no está quemado. Pero no. Hasta el final pensé que era eso lo que había ocurrido.

También me llama la atención cómo una persona tan loca como para creerse que la momia de su hermano le habla es a la vez tan buena como para tirarse a la carretera a salvar a un perro o arriesgar su vida para salvar a Pierrot.

Y lo último que sale me hace pensar que realmente él vive con su hermano en su cabeza toda la vida, vamos, que es como una doble personalidad dentro de su mente, porque aun sin cadáver ni nada parece que hablan...

Pero me queda una pregunta: ¿por qué empezó a matar en ese momento y no antes? Se supone que debe haber un desencadenante o bien que no lo haya hecho antes porque le sea imposible.


Si pensamos que tras arder La Patience y enterrar los cuerpos,y tras robar uno de ellos, fue cuando el asesino se trasladó y empezó a matar, no concuerda. La casa con el búnker no la tendría hasta unos años después de haber comenzado a trabajar, entonces ¿qué? ¿Tenía el cuerpo robado de antes pero no podía matar porque no tenía un buen sitio donde esconderse? ¿Lo robó tras heredar la casa con el búnker? ¿Hubo algo que desató su locura? Es una duda que me queda.

Y en cuanto a lo que escribió el jovencito chulito en el suelo:

Si estaba escribiendo ON AIR, ¿por qué empezó por la R? Porque se supone que la O sería lo primero que debería haber escrito, y sin embargo sólo le dio tiempo de empezarla porque entonces se murió, y lo demás ya estaba escrito, o es así como lo he entendido yo. No tiene sentido. Y ahora dudo (porque ya no tengo el libro delante), pero si estaba al revés aún tiene menos sentido.

En conclusión, un libro para recomendar si os gusta la novela negra y el misterio. Cuando lo leáis, ¡no olvidéis dejar un comentario!

2 comentarios:

miventanadelibros dijo...

Tenía ganas de enganchar algo bueno en este tipo de género, así que le daré una oportunidad.

Por cierto, no sé si te había saludado después de mi vuelta a la blogosfera, pero por si acaso: ¡Holaaaaaaaaaaaaaa! :DDD

Ruth dijo...

Síii, me dejaste otro comentario en el blog, pero sigue así ¡jajaja! A mí este me ha gustado mucho, pero hay otros que me han gustado igual o más, como el de Lobos o Sé lo que estás pensando.

Un saludooooo blogger jajaja