sábado, 6 de abril de 2019

La chica del tren

(Portada del libro - por un error de blogger no puedo subirla)

Título: La chica del tren
Autora: Paula Hawkins
ISBN 9788408141471
Novela negra
496 páginas 
¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso?
Rachel, sí
Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas… y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?
Tú no la conoces. Ella a ti, sí.

Este libro me ha enganchado bastante más de lo que me esperaba, porque había oído comentarios de todo tipo: gente que decía que el libro era muy bueno y gente que decía que era del montón. Me lo he leído en cuatro o cinco días, pillando un fin de semana en medio en el que prácticamente lo único que hice fue leer. Así que con eso queda claro que, en principio, lo recomiendo, a no ser que no te guste la novela negra, claro.

Al principio, no sabía muy bien por dónde iban a ir los tiros. Ya se me habían presentado todos los personajes y no sabía realmente de qué iba el libro. Pensaba que la ropa que había en la vía sería la clave... hasta que desapareció Megan. Ahí dije "vale, ahora es cuando empieza". Y creo que la autora  ha conseguido confundirme hasta casi el final (hasta el momento en el que decidió  ir soltando pequeñas pistas que te hacen sospechar de alguien en quien no pensabas).

Mis hipótesis eran las siguientes: primero, pensé que Megan se habría fugado o bien que su marido le habría hecho algo, pero casi que descartaba lo del marido por ser demasiado evidente. Luego, llegué a pensar que Rachel le había hecho algo al confundirla con Anna, y que por eso Rachel no se acordaba, porque estaba reprimiendo el recuerdo de haber hecho algo muy malo.

Los capítulos de Megan me daban la sensación de que ella había tenido varios amantes, así que pensé que, cuando hablaba de determinado amante que la había rechazado y engañado, quizá no se refería a Kamal, que podría ser otro. ¡Acerté! Pero no esperaba que fuera... ¡Tom!

Desde el principio pensamos que la desequilibrada es Rachel (y lo es, para qué engañarnos, aunque le tomemos cierto aprecio tiene unas cosas...) y que Tom es el pobre y buen ex-marido que, encima de aguantarla, la protege de su actual mujer e intenta cuidar de ella en la medida de lo posible. ¡Nada más lejos de la realidad! Cuando Rachel narra el recuerdo en el que se veía en el suelo con el palo de golf delante de ella y decía que sentía miedo y no ira, ya pensé "que ese palo esté ahí no significa que lo utilizara ella...". ¿Qué pasaría con los padres de Tom? ¿Sabrían que su hijo era un desequilibrado, agresivo y mentiroso compulsivo? ¿Por eso no quería que ninguna mujer los conociera? ¿O sería, simplemente, por el afán de controlar a su mujer y su vida sin la intromisión de terceras personas que pudieran desmontar sus mentiras sobre su vida? Seguramente, ambas cosas, pero me habría gustado que en algún momento Rachel o Anna hablaran con ellos y que estos padres salieran a la palestra. Me ha faltado eso, no sé por qué. Quizá porque quería saber más sobre Tom, si tenía algún tipo de problema psicológico o si, simplemente, era mala persona.

La historia de Megan en su adolescencia y juventud no me la esperaba para nada, y me sorprendió. Es una historia dura e interesante, pero creo que no llega a darle un giro a la historia haciendo pensar que pudiera haber más personas implicadas, aunque los propios personajes lo comentaban. Más allá de saber por qué Megan estaba tan atormentada, esa historia no me hizo pensar que el padre Libby (u otros) pudiera estar detrás de todo eso. No sé, no me pegaba mucho. Demasiada información sobre los demás personajes para que, ahora, fuera una persona que no había salido en el libro.

Me gustó mucho que el cadáver enterrado cerca de las vías del que se habla nada más empezar el libro no fuera Megan, y enterarme de eso más adelante. Es una de esas cosas que tienes que pensar tú, recordando lo que leíste antes, y que te hace cambiar el esquema mental que te habías hecho.

En conclusión, un libro que me ha enganchado, una buena historia, giros inesperados y nada de relleno. Lo recomiendo. Ahora, a ver si veo la peli, para ver si está bien adaptada o no.

No hay comentarios: