miércoles, 18 de julio de 2012

El Proyecto Salvación


Título: El proyecto salvación
Autor: José Orihuela Guerrero
Editorial: Sarriá
ISBN: 978 – 84 – 96799 – 57 - 8
Leído: Sí.

Sinopsis siguiendo el texto de la contracubierta:
Profesor de filosofía en un pueblo apartado de una cuenca minera en declive, Pepe lleva una existencia rutinaria que no le impide preocuparse por los temas fundamentales que afectan al ser humano y a su futuro en el universo.
De repente, un suceso extraordinario le transportará a otra época y otro mundo, donde vivirá un gran amor y le será revelada, entre otras maravillas, la idea más grandiosa y atrevida jamás concebida y de la que resultará ser insospechado protagonista: El Proyecto Salvación, un intento por conseguir la inmortalidad para todos los seres humanos por medios científico-tecnológicos.
La vida, el amor y la muerte enmarcan esta historia, donde se habla de pedagogía, política, religión, sexo, amistad y aventura como facetas constitutivas del ser humano.
El Proyecto Salvación no es sólo una obra literaria, sino también un manifiesto filosófico y la invitación a un acto político destinado a cambiar la historia de la humanidad.”


Puedo decir que este libro me ha sorprendido bastante. En general nunca ha sido lo que he esperado que fuera, y bueno, eso es un punto a su favor porque me gusta que me sorprendan.

Cuando finalicé su lectura me dejó una muy buena sensación, esa sensación que te deja un libro de los que parece que acompañan, que hablan, que te llenan durante su lectura y fuera de ella. Esos a los que echas de menos después de haberlos leído, y te gustaría que no se acabaran. La verdad es que tanto la historia como la forma de contarla (con todas las reflexiones) me ha encantado (aunque no por eso se va a librar de algunos “peros”, como siempre ;^) ).
A la vez, me parece que este libro dice bastante de su autor. Sobre todo porque toda esa forma de explicar sucesos y hechos y buscar explicación para los hechos “futuros” no se puede copiar ni aprender de forma mecánica, sino que uno tiene que pensarlo por sí mismo para poder expresarlo de la manera que vemos. También imagino que el personaje principal tiene algo del autor… y no sé si poner aquí el letrero de sarcasmo o no hace falta. Claro que teniendo en cuenta que es la historia de cómo se lo llevaron al futuro, pues está claro que el autor y el personaje son el mismo(¡jajajaja!).

En general, una vez finalizado, también me da la impresión de que quizá hay demasiada reflexión, o más bien, reflexiones demasiado largas. No sé si se podrían acortar algo en ocasiones, y no me refiero para eliminarlas, sino al estilo de “no digas en dos palabras lo que puedes decir en una”. Pero vamos, que esto es lo de menos, porque todas esas reflexiones son parte fundamental del libro.
Otra cosa buena que tiene es que pretende hacer creer al lector que en realidad todo ocurrió y que la única forma de contarlo en público sin que lo manden al loquero es mediante el libro. La forma de contarlo y la inclusión de un capítulo supuestamente escrito por el editor del libro hacen mucho por esta causa, así que en cierto modo lo consigue. Además, el hecho de querer saber que todo lo que ocurre tiene una causa y una justificación lo hace aún más real. También las descripciones de lugares y hechos basados en la realidad ayuda (sobre todo cuando uno conoce algunos de los lugares).

Por algunas de las cosas que no quedan explicadas y el final de la historia, en el que se insinúa que ha ocurrido algo increíble (no sabemos si a causa de los actos de Pepe o no), me hace pensar en una posible continuación (porque eso de dejar cabos sueltos así porque sí… como que no me pega mucho). Aunque lo veo una posibilidad bastante remota, la verdad sea dicha.

Comentando más a fondo el libro y sus diferentes partes:

Al principio tarda en llegar la “chicha”, y nos encontramos con una primera parte en la que básicamente lo único que hacemos es conocer al personaje principal (Pepe) y sus distintos puntos de vista sobre diferentes y variadas cuestiones de la vida relacionadas con el ser humano: la evolución, progresos tecnológicos, teología, posibilidad de vida extraterrestre, política, filosofía (que no falte… jajaja), entre otras cosas. Me ha recordado al libro “El valle de los caballos”, en el que estuve gran parte del mismo esperando que pasara “lo principal”, “lo interesante” (nótese que lo pongo entre comillas porque no quiero decir que esta primera parte no lo sea), y se me hizo muy larga la espera. Igual que en aquella ocasión, entiendo que esto es necesario (en este libro más que en aquel) por dos cosas principalmente: la primera, porque de esta forma conocemos al personaje (cómo es, cómo piensa, cómo lo reflexiona y racionaliza todo, cómo siente las cosas), cosa que necesitamos para más adelante comprender su comportamiento y sus reacciones; la segunda, porque de esta forma el lector “aprende” las mismas cosas que Pepe conoce, ya que muchas de las cosas de las que habla serán desconocidas o conocidas a medias por la mayoría de la gente. En todo caso lo más probable es que uno conozca una cosa (o un par) de las que habla y desconozca el resto (por ejemplo, uno puede tener conocimientos de política y desconocer cosas de biología, evolución, historia…). Y esto es fundamental, pues veo que la base de este libro no es simplemente la historia que vive el personaje, sino que a lo largo de los sucesos Pepe y el resto de personajes (y el lector) van racionalizando todo lo que pasa y dándole un sentido lógico. Esto es lo que lo hace diferente: la historia no ocurre “y ya está”, sino que detrás de cada suceso hay un “¿por qué ocurre esto? ¿Es posible? ¿No es posible? Y si es posible ¿cómo se ha logrado?” Por ello es un libro que hay que leer con atención. No quiero decir que no sirva como entretenimiento, evidentemente no es ningún libro de texto, pero tampoco cualquier historia básica en la que las neuronas del lector se mueven lo justo. Hay que leer, comprender y pensar. Desgraciadamente, me parece que hoy en día muchas menos personas de las que me gustaría lo leerían con la atención debida, aunque por otra parte espero que no sea así por parte de todos los que aborden este libro, pues las personas a las que les gusta leer no suelen entrar en el grupo de “uy, qué difícil, cuántas páginas, qué letra más chica, ¿hay que pensar mucho?… prefiero ver la peli”. 
 
En esto de que a todo lo que ocurre le da un sentido me ha recordado a la saga “El legado”, donde sí que encontramos magia (cosa que en este libro no encontraremos y que si llegara a surgir a Pepe le daría un colapso, me parece xD) pero es una magia limitada y explicada, con sus reglas, su origen y su fin, que al fin y al cabo no pasa más que por ser la energía de la persona canalizada, y que como tal debe obedecer a leyes similares para cualquier actividad física: si te pasas pones en peligro tu organismo, y el límite es la persona, a la par que su desarrollo obedece a las leyes de la adaptación biológica. Igual que con esa saga, aquí también me gusta que todo se racionalice, que se reflexione, que se hable y que se exprima. Por eso, aunque me parecía que se estaba alargando mucho la primera parte, no es que se me haya hecho tampoco pesada: cuando acababa de leer una parte de reflexión sobre algo era cuando me daba cuenta de que se había tirado dos o tres páginas hablando de eso y luego resulta que no había pasado aún nada de lo “extraordinario”.

De todos modos también creo que esta primera parte hace al lector ver al personaje como una persona más, como uno mismo, y crear una cierta empatía con él al ser como cualquiera que te puedas encontrar en tu día a día.
Bueno, pasando de esta primera parte, entramos en la segunda, en la que ya comienza a suceder la historia principal, el suceso fuera de lo normal que vive Pepe. Aquí es donde vemos lo necesario de las explicaciones antes dadas y cómo esas explicaciones han sido o no han sido acertadas, según los casos. Es muy interesante lo que le ocurre, pero además cómo se describen las situaciones, que te hacen estar casi viendo lo mismo que él. Me han gustado especialmente las descripciones de animales, bosques y plantas. El sitio en el que se encontraban esa especie de setas verdes por arriba (¿eran verdes?) y rojas por debajo me gustó mucho, pero le tengo que decir una cosa a Pepe: vamos a ver, alma de cántaro, si estás viendo que ahí no hay nada salvo esas setas raras, y lo único que ves aparte de eso son esqueletos de animales… ¿Cómo se te ocurre ponerte a cortar trozos de seta y a comértela? ¡Si la lógica te dice que son “setas asesinas”! Si es que este hombre… ¡Mucho filosofar y reflexionar y después se pone a comer cualquier cosa! Que además de pensar que si atacas a las setas te pueden hacer algo, tampoco se le ocurre que puedan ser tóxicas…
En toda esta segunda parte se desarrolla todo lo que vive Pepe tras “su transportación a otra época y otro mundo” (tal como leemos en la contraportada, no diré más). Es la parte más extensa del libro, compuesta por 24 capítulos y en la que ocurre “el meollo” en sí. Al igual que al principio, todo lo que ocurre es explicado (más tarde o más temprano) lo más racionalmente posible. La diferencia con la primera parte es que aquí ya ocurren cosas interesantes y no sólo es la vida del protagonista.

Esperaba que la abducción se llevase a cabo de diferente forma, al igual que los que lo abducen tuvieran un organismo diferente… y no que ambas cosas fueran como se han imaginado siempre, como “de toda la vida”. Eso no me gustó mucho, esperaba algo novedoso y me decepcionó un poco.
La tercera parte nos narra los actos de Pepe tras su vuelta y todo lo que sucede después de la misma. Es cuando aborda la creación del libro para contar lo que le pasó, tras lo que deja todo preparado para encaminarse a una nueva vida…

Abordando las cosas del libro que no he entendido o que no me han gustado especialmente (cuidado con los spoilers, yo aviso), tenemos:

Al principio Pepe nos dice “siempre que podía hacía coincidir el fin de mi jornada laboral con el cierre del centro (…).” Lo mismo hizo aquél día, o sea que se fue una vez cerrado el instituto: por ponerle una hora “generosa” digamos a las 3 del mediodía. Llega a su casa y dice que tras saludar a los niños “me puse a jugar con ellos hasta que llegó la hora del almuerzo”. Y yo leo esto y me pregunto: ¿a qué hora almuerzan? ¿A las 4 (y estoy dando la hora más pronta, porque la frase a mí me da a entender que para la hora del almuerzo aún queda un rato y hay que contar con que hagan la comida)? ¡Pero si los niños deben estar desfallecidos ya! Lo normal sería que llegara a su casa, pongamos en un cuarto de hora (tirando siempre por lo bajo), y entre que preparan la comida y no, dan las 4, y comen... Pero no estaría “jugando hasta la hora del almuerzo”. A no ser que la comida se la traigan hecha y dudo mucho que eso lo hicieran cada día… ¡Y menos en El Campillo! En fin, no sé, seré tiquismiquis pero no logro encajar esto, incluso si pensáramos que el instituto cierra a las 2 y media, cuando él llegara a su casa ya sería la hora del almuerzo. Si la situación fuera que alguien cuida a los niños o les hace la comida a los tres, una asistenta o similar, yo creo que habría sido mejor ponerlo… pero no lo pone.

Los títulos de algunos capítulos: nunca me ha gustado que un título me revele lo que voy a leer después. ¡No! Para mí es como si el libro se llamara: “Harry potter y la piedra filosofal que esconde Dumbledore en el espejo de Oesed y que Voldemort (que no está muerto) quiere recuperar mediante el dominio del profesor Quirrel”. Ea, pues muy bien, buen título, ¡ponlo en la contraportada también y te ahorras el resumen! 
 
La segunda parte del libro es una historia muy interesante y lo que menos me ha gustado por ¿incoherente? es lo siguiente: resulta que hasta ahora Pepe está la mayoría del tiempo con sus niños o hablando de sus niños, se ve que los quiere mucho y que es un buen padre. Vale. Y ahora se lo llevan al futuro y en todo el tiempo ¡ni los menciona! A pesar de que en un momento dado dice que su situación le ha hecho “olvidarse” de cosas de su vida, entre las que se nombra a la familia, no puedo entender cómo el padre que vemos en la primera parte no nombra ni piensa en sus hijos en la segunda.

En la tercera parte, encontramos que Pepe va al médico y descubre mediante los análisis que su hipertensión y su colesterol has desaparecido “mágicamente”. La conclusión lógica es que tras su paso por el tiempo futuro de alguna forma se ha curado. Me parece muy bien, perfecto y maravilloso… si sucediera en cualquier otro libro con cualquier otro personaje. Recapitulemos: en Mascar (e imagino que todo el territorio ocupado por los “evolucionados”, que ahora que lo pienso se les podía haber dado un nombre para clasificarlos, como “homo erectus” o “amanita muscaria”) el entorno y la alimentación están controlados hasta el punto de que el organismo “se autorregula para anular cualquier enfermedad que padezcas” (palabras de Enor en el capítulo 7, pág. 185). Más adelante, vemos cómo en un ambiente no regulado a Pepe le vuelven el hambre, la sed y los ronquidos. Y cuando vuelve a Mascar, de nuevo le desaparecen. Pues bien, resulta que en el transcurso del libro todo está perfectamente explicado, ¿y ahora va y me dice que Pepe se ha curado de todo mágicamente estando en la Tierra, donde sus enfermedades deberían haber vuelto por no ser un entorno regulado como el de Mascar? No me lo creo. Imagino que era necesario algo así para que Pepe acabara de creer lo que le había sucedido, y que olvidó en un principio tras su regreso, pues no se me ocurre otra explicación para incluir esto. Pero no me gusta porque rompe un poco con el propio personaje y el espíritu de la historia. Y por cierto, podía haber disminuido sus necesidades de comer y beber también, ya que estaba ¿no?

Y al hilo de esto, resulta que en su “aventura por el camposanto”, Pepe se sorprende de que sus ronquidos no hubieran alertado al operario. ¿Es que no se le ocurre pensar que si le ha desaparecido la hipertensión y el colesterol, lo más normal es que haya dejado de roncar? Aunque teniendo en cuenta la facilidad que tiene el personaje para responderse las preguntas más enrevesadas y liosas, y la dificultad para deducir las más simples… Como cuando se tira la mitad de su estancia en Mascar preguntándose por qué cuando se dirigen a él le hablan de “su época” (¿es que no es evidente, por dicha expresión, que estás en el futuro de tu época?), o cuando se pregunta por qué se refiere Enor a los suyos como “humanos” y si serán de la misma especie que él (¡pues claro, son humanos, como tú, pero más evolucionados! Claro que para llegar a esa conclusión Pepe tendría que haber deducido antes que estaba en un tiempo futuro…), sin olvidar el episodio de “tengo hambre, me voy a comer estas setas rodeadas de esqueletos que seguro que no pasa náh…”. En fin… Peculiar es, sin duda.

Cuando el editor cuenta que le llegó una carta de Pepe justo tras enviar el libro a editar, y que esta carta había sido entregada en Correos mucho antes (el día de su visita al editor), y se pregunta cómo podía saber Pepe cuándo iba a editarse el libro para enviarle la carta justo en ese momento… Yo también me pregunto eso. Si Pepe en el momento de entregar la carta en Correos con las instrucciones debidas no había vuelto al futuro ni había sabido nada del mismo, no tenía posibilidad de conocer esa información.

Y un apunte final: ¿el libro “El Proyecto Salvación”, en manos de Hagawa en el futuro? ¿Cómo? No puede ser que Pepe escribiera ese libro antes de viajar con Enor, ya que lo que cuenta en él es lo vivido y aprendido en ese viaje. Por tanto, hay que pensar que el hecho de haberle llevado al futuro y luego llevarlo de vuelta ha cambiado el curso de los acontecimientos. Pero dado que cuando Pepe estuvo con ellos ya vio su libro, significaba que eso ya había pasado, cosa que ellos sabían. Por tanto, ¿es que hay una especie de líneas temporales paralelas? Porque si eso ya hubiese pasado, Pepe ya conocería todo porque ya habría sido abducido. ¿Existe una línea temporal en la que Pepe no ha sido abducido aún y otra en la que sí, y por tanto escribe el libro? Pero si escribe el libro porque ha sido abducido, ¿por qué vuelven a abducirle con el mismo propósito? Porque si Hagawa tiene el libro es debido a que Pepe lo había escrito, y si Pepe lo había escrito es porque anteriormente lo habían abducido, por lo tanto la acción de enviarle de nuevo a la Tierra no va a cambiar en nada un futuro en el que ya encontramos el libro de Pepe. ¿Nos encontramos en una especie de bucle en el que los acontecimientos están, de algún modo, determinados hagamos los que hagamos? Me ha recordado al final de “La Zona Muerta”.

En fin, un libro muy muy recomendable :)

3 comentarios:

MARTA dijo...

Lo primero cuando leí el titulo pensé en alguien que había hecho alguna movida por ayudar a lis demás... He oído que todo libro torne algo de personal... Y jo la verdad que no se si es verdad que el libro es bueno o malo jijij muackkk

Ludoll dijo...

Vaya comentarios me pones! xD
En realidad aciertas, es una movida para ayudar a los demás... ¡y vaya movida! xD En cuanto a si el libro es bueno o malo, cuestion de gustos. Para mí es bueno :D Pídelo a tu biblio y lo lees!!! Jejeje.

Saludos!

MARTA dijo...

Ruth que no tengo tiempo para ponerme a leer ... Si supieras mi vida agetreada con dos bebes... Puagggg pero si ni como como para ponerme a leer muackkk